Vente al metro

La moda pasa y cada temporada se queda totalmente out. Pero cada cierto tiempo, resucita, y podemos hablar de vintage. Porque nada se crea ni se destruye, sino que se guarda y se reinterpreta (cuando no plagia). Eso no lo podemos decir de la publicidad. La sociedad cambia y evoluciona, y los anuncios evolucionan con ella, por ello los anuncios publicitarios pasados se quedan en el limbo. No es el programa Los anuncios de tu vida de TVE, pero he descubierto uno que tienes que ver. ¡Salta!

No es la primera vez que hablamos del suburbano madrileño, pero sí es la priemra vez que lo cantaremos. Ven al Metro de Madrid. Sol ya tiene una estación que quisiera Nueva York. Vente al Metro, móntatelo bien, recorre la ciudad por poca cantidad y en un momento: móntatelo bien, móntate en el Metro. Sonrojante, ejemplo de publicidad fuera del tiempo. Casposa y de mal envejecer… ¡pero engancha!

¿Conoces otros ejemplos de publicidad trasnochada que te llegan al alma? Puedes comentarlos por aquí o a través de una mención en twitter. ¡La conversación es importante!

Comments are closed.