¿Quién fue Theda Bara?

Diva vamp, primera Cleopatra del cine, primera femme fatale del séptimo arte, primera estrella prefabricada, primera protagonista mayor de 25 años del cine mudo… Hoy permanece casi en el olvido debido a la destrucción de sus películas. ¿Quién fue Theda Bara?

Antes de comenzar a contarte esta historia, has de elegir si quieres conocer la verdad o la mentira. La biografía o la ilusión recreada por el cine. Theda Bara o Theodosia Burr Goodman. La misma persona, pero dos historias que no tienen nada que ver en el origen del séptimo arte.

Theda Bara como la primera Cleopatra de la historia del cine
Theda Bara como la primera Cleopatra de la historia del cine

El nacimiento de Theda Bara

Su nombre ya surge del misterio. Es un anagrama de Arab Death (muerte árabe). Nació en 1890 fruto de los amores entre un artista francés y una concubina egipcia, aunque otras fuentes apuntan a que sus padres eran la actriz francesa Theda de Lyse y el escultor italiano Giuseppe Bara. La alumbraron a la sombra de la misma esfinge, y era iniciada en el misticismo y otras prácticas ocultistas gracias a que había sido educada por sabios bereberes.

En sus films, no tenía pudor y muchas veces mostraba su cuerpo apenas tapado por sutiles velos, lo que la convirtió en uno de los primeros mitos sexuales del cine mudo.  Además, pronto se la conoció en la prensa como The vampire (la vampiresa) debido a la blancura de su piel, la profundidad de sus ojos y una estética gótica.

Más gótica que ninguna, con el cuervo de Poe.
Más gótica que ninguna, con el cuervo de Poe.

Theodosia o la historia verdadera

En realidad, el hecho de que Theda Bara sea un anagrama de muerte árabe es una coincidencia explotada por la Fox para darle aún más exotismo. Theda es en realidad un diminutivo de Theodosia, su verdadero nombre, y Bara era el segundo nombre de una de sus abuelas. La historia anterior es un bulo que se inventaron en la Fox para lanzarla comercialmente.

Nacida en Ohio hija de un inmigrante judeopolaco y una suiza, provenía de una familia muy humilde. En plena adolescencia tiñó sus cabellos rubios de negro y fue una de las primeras mujeres en comenzar estudios universitarios, aunque los abandonó al poco tiempo. De carácter tímido, fue una gran lectora. Más tarde comenzaría a trabajar en teatro y pequeños musicales, sin mucho éxito. Su primera oportunidad importante surgió en 1915, con A fool there was.

Tenía 29 años, y ya se la consideraba vieja en una época en la que no había papeles protagonistas para mujeres de más de 25 años. Los productores del film quedaron prendados de su personalidad, y decidieron contratarla. Pero antes crearon a Theda Bara, creando de forma paralela a la primera estrella prefabricada de la historia del cine.

Dos años de éxito imparable

Tras el buen resultado de A fool there was, su productor William Fox fundó los estudios que aún hoy llevan su apellido, y siguió contando con Theda, que protagonizó otras 6 películas en 1915. Pronto llegaría su principal papel hasta la fecha: la protagonista en una de las primeras versiones cinematográficas de Carmen. Su popularidad llegó a cotas comparables a las de Chaplin, aunque sus papeles eran de mujer fatal y despiadada, pero a la vez cargada de erotismo; nunca sonreía en sus películas, como un fantasma indiferente, o como Joan Crawford. Pero aún quedaba un paso más en su carrera.

En 1917 la Fox decidió afrontar el reto de realizar la primera adaptación cinematográfica de la vida de Cleopatra según la obra de Shakespeare, y la elegida para encarnar a la reina fue, mucho antes que Liz Taylor y sin ninguna duda, Theda Bara. La cinta se consideró como una de las producciones más cuidadas hasta la fecha, y costó medio millón de dólares de la época.  La actriz lucía vestidos muy osados, y pese al gran éxito de la película, años más tarde fue juzgada como “demasiado impúdico para ser visto” debido, en gran parte, a esa osadía en el vestir.

Protagonista de Carmen
Protagonista de Carmen

El ocaso de una estrella

En 1919, apenas 2 años después, la estética vamp comenzó a decaer, y en la Fox, después de haberla encumbrado, la despidieron de malas maneras, denunciando que toda la biografía y el misterio de Theda era en realidad mentira. Una mentira que ellos mismos habían construido.

La actriz se retiraría oficialmente del cine en 1921 tras su matrimonio con el director y guionista de cine Charles Brabin. Parece ser que el marido no quería que ella actuase, aunque en algunos momentos en el que él se encontraba en el extranjero, Bara realizó algunas colaboraciones esporádicas.  Sus intentos en volver al teatro también resultaron vanos.

Atrás quedaron los tiempos de gloria. Theda Bara fue, además, la primera mujer en pronunciar la frase “bésame, tonto” en el cine. También es suya la cita “Tengo la cara de una vampiresa, pero el corazón de una feminista.”

Para rematar su gran fama, gran parte de su filmografía ha desaparecido. Apenas se conservan 3 películas de las 40 que protagonizó. Muchas de las cintas del cine mudo han desaparecido destruidas en incendio, o porque los estudios reciclaban la plata de la grabación en nuevas películas. Ello es debido a que, una vez finalizada la fase de exhibición en salas, los estudios no veían rentabilidad en conservar esas viejas películas, y más aún con la llegada del cine sonoro.

Finalmente, la diva falleció en 1955 víctima de un cáncer.

Theda Bara o la reina del exotismo
Theda Bara o la reina del exotismo