Marianne Indignada Guiando al Pueblo

Marianne Indignada
Primer plano de la alegórica heroína francesa

Los graffitis bien podrían ser los refranes contemporáneos, en tanto y cuanto sirven para mostrar el sentir de un pueblo. Por lo menos cuando están bien pensados y buscan ser reflejo de la sociedad. Obviamente no me refiero a las firmas y garabatos que manchan paredes y negocios, sino a las obras de arte que hemos visto en este blog en ocasiones anteriores. Hay varios grafiteros y artistas urbanos que, siguiendo estas ansias de reflejo social, recogen los supuestos del 15M y del movimiento de los indignados. Hoy te traigo a Marianne Indignada. Da el salto y te la enseño.

El mismo autor del graffiti de la maja desnuda de Goya en la calle Santa Isabel de Madrid aprovechó las manifestaciones del 10 de octubre para crear nuevas obras recogiendo el malestar de la sociedad. En esta ocasión, en plena calle Lavapies de la capital plasmó una nueva imagen de Marianne, basada en La Libertad Guiando Al Pueblo de Delacroix.

Marianne en Lavapies
Marianne en Lavapies

Marianne es la figura femenina que de forma alegórica representa los valores de la República de Francia. Todos los ayuntamientos del país vecino tienen un busto de Marianne expuesto, y ha tenido muchas apariciones en el arte, siendo la máxima protagonista en el mencionado lienzo de Delacroix, uno de los más impactantes del Museo del Louvre, tanto por la temática, como por el detallismo y su gran formato.

Marianne Indignada
Marianne despojada de los símbolos nacionales

En este caso el artista urbano la transforma en una revolucionaria indignada. Con el pecho descubierto, sigue el modelo de Delacroix, pero cambia la bandera por una visible peineta. Esta nueva Marianne ya no porta los símbolos de la nación o del Estado, sino que se rebela contra él como la sociedad indignada, que se muestra disconforme con la clase política y la democracia desvirtualizada que nos toca vivir.

Otros muchos artistas callejeros han aprovechado este movimiento social 15M para inspirarse en sus obras. Entre Lavapiés y La Latina encontré más ejemplos. “Cállate y vota, que estamos en Democracia” o el código de barras que nos convierte en presos de los mercados también recogen ese inconformismo para crear obras de arte urbano.

Cállate y vota
Cállate y vota, que somos presos del Mercado

¿Te ha gustado el post? ¡No dudes en compartirlo! Para eso tienes los botones sociales. ¿Conoces más graffitis con contenido? También puedes dejar algún comentario aquí, porque la conversación es importante.¡Muchas gracias!

Comments are closed.