Los Invitados al Jardín, de Antonio Gala

El amor en todas sus variaciones, que son muchas. Con Los invitados al JardínAntonio Gala emprende (y concluye con soltura) tan magna misión: hablar del sentimiento más universal y más idealizado, el amor. Desde su surgimiento imprevisto en una mirada cruzada hasta la pérdida, sin olvidar el desamor, los celos, el ocultamiento, los temores ni la pasión, el dejarse arrastrar por la locura que el enamoramiento provoca.

Ese sentimiento de amor es uno de los más complicados estados de ánimo humanos, sea cual sea la forma en la que se manifieste. Los momentos más ridículos y más sublimes de este arte llamado amor centran el argumento de muchos de los cuentos que componen este volumen. Gala escribe diariamente sus Troneras, brevísima colaboración en el Diario el Mundo. Lo reducido del espacio le acostumbró a explicarse con pocas palabras, y quizá eso haya tenido algo que ver en la decisión del autor de escribir la historia como un mosaico de cuentos, y no como una novela lineal.

Ese formato mosaico también fue el empleado por Cristina Peri Rossi en Por fin solos, y también para ver los diferentes estadios y fases del amor. ¿Será que el amor encaja mejos en los cuentos cortos porque, una vez pasada la pasión inicial nada vuelve a ser como al principio?

Antonio Gala nació en Córdoba en 1936, se licenció en Derecho, Filosofía y Letras y Ciencias Políticas y Económicas, y desde 1963 se dedica exclusivamente a la literatura. Ha cultivado todos los géneros, desde la poesía al teatro, y en su haber se cuentan numerosos premios.Algunos de ellos son el Premio Adonais (por Enemigo íntimo), el Premio Nacional Calderón de la Barca (con la obra dramática Los verdes campos del Edén), y el Premio Nacional de Literatura en 1972 (Los buenos días perdidos). Con su primera novela, El manuscrito carmesí, obtuvo el Premio Planeta en 1990.

En realidad, Los invitados al jardín es un libro que publicó hace varios años. Su última novela es Los papeles de agua. A ti, ¿te gusta la obra de Antonio Gala? ¿prefieres su prosa o sus poesías?

Comments are closed.