El Principado de Seborga (Micronaciones)

bandera
Bandera del Principado de Seborga

A Italia parece que le crecen los enanos. O las micronaciones. Probablemente sea el Estado europeo con más micronaciones dentro de sus fronteras, algo que probablemente sea fruto de su historia dividida hasta el Risorgimento en el siglo XIX llevado a cabo por el gran Cavour. Entre esas micronaciones en Italia se cuentan la Ciudad del Vaticano, San Marino, la Isla de las Rosas y el Principado de Seborga. Y todos ellos son Estados de Derecho, es decir, nacieron en su momento con razones jurídicas. Más después del salto.

Seborga, vista general
Seborga, vista general

El Principado de Seborga apenas tiene 340 habitantes, pero inicia su historia en el año 951, cuando unos nobles de la zona regalaron el territorio a una orden monacal que, en tiempos feudales, se adjudicaron el título de príncipes. Moneda propia desde aproximadamente 1630, Casa de la Moneda desde 1666, capital, Seborga un bello pueblo que conserva todo su encanto medieval. Es decir, este principado tiene razones históricas de peso y no es fruto de un vacío legal como la Isla de las Rosas.

El último de aquellos monjes, en el siglo XVII vendió supuestamente el principado a la Casa de Saboya. Éste es el principal argumento de los que dicen que Seborga es parte de Italia, pero como la venta no quedó documentada en ningún documento escrito, esa venta queda invalidada, según los defensores de la independencia.

Plaza de Seborga
Plaza de Seborga

Otro argumento en favor de la independencia: Tras la caída de Napoleón, en el Congreso de Viena se volvió a dibujar el mapa de Europa, y en ningún momento se incluye Seborga en el territorio italiano. Es más, Mussolinni no lo consideraba parte de su país, y “las tropas de la Alemania nazi hicieron una conquista simbólica de la localidad. Pero en 1948, de repente, éramos parte de Italia” según explicaba el ya fallecido Príncipe Giorgio.

Giorgio I en Seborga
Giorgio I en Seborga

Refundación de Seborga

escudo
Escudo del Principado

El Principado de Seborga fue refundado en los años 60 del pasado siglo por Giorgio Carbone, que encabezaba la cooperativa agraria local, se dio cuenta de ese error histórico y comienza una movilización popular en pro de la independencia.

Así, en 1963 es elegido Príncipe y gobernaría con el nombre de Giorgio I de Seborga, y el 23 de abril de 1995 sometería a plebiscito la Constitución seborgina, aprobada con 304 votos a favor y sólo cuatro en contra, culminando el proceso de refundación del Principado. Según el fallecido Príncipe, “Seborga es un principado libre y soberano, gobernado por una democracia”.

Puesto fronterizo
Puesto Fronterizo entre Italia y Seborga

Unos 14 kilómetros cuadrados de territorio, un bar, dos restaurantes, un estanco, sin bancos ni cajeros automáticos, pero Seborga tiene sellos propios y moneda propia, pasaporte, matrículas de coche, Ejército, Parlamento y ministerios. Además, es un país de fumadores: está permitido fumar en todos los edificios públicos. Y afirma mantener consulados y relaciones internacionales con grandes naciones. El Príncipe hizo una gran campaña de correspondencia con casas reales y organismos oficiales de otros países, mientos, miles de cartas. La gran mayoría sin respuesta. Para él, eso establece precedente: si no se oponen a tu independencia, es que la apoyan.

Elegir un nuevo Príncipe: Marcelo I

Moneda de Seborga
Moneda de Seborga con la efigie de Giorgio I

El príncipe antes de fallecer anunció su deseo de abdicar (entrevista muy interesante al príncipe donde detalla todo el periplo del país) , pero finalmente no lo hizo pero existe esta referencia en su obituario diciendo que los ministros irían a la corte internacional de Estrasburgo a pedir la independencia, según ellos un derecho que se les es negado desde Italia.

El proceso para elegir nuevo príncipe es muy difícil y los requisitos son duros: es necesario haber nacido y sido bautizado en el principado, que viva al menos uno de sus padres, tener al menos un hijo nacido en Seborga y ser elegido por unanimidad en una votación con todos los habitantes del país.

S.A.R. Marcello I
S.A.R. Marcello I de Seborga

Finalmente, el elegido fue Marcelo I, un constructor de 31 años, que venció en las elecciones a Gian Luigi Morgia y fue coronado el 29 de abril de 2009. Aquí puedes ver un interesante vídeo en inglés sobre el primer príncipe y el Estado de Seborga. Más abajo, tienes un par de fotos del Principado.

¿Te ha parecido interesante? ¿Conocías esta micronación? ¿Conoces otras? Comenta por aquí o hazme una mención a través de Twitter, ¡la conversación es importante!

Mercado típico
Mercado típico de Seborga
Filatelia
Filatelia de Seborga, serie dedicada a sus monedas

Comments are closed.