¿Dónde Está La Cámara De Ámbar?

Uno de los grandes misterios de la Historia del Arte tiene su origen en la II Guerra Mundial. Me refiero a la ubicación de la magnífica Cámara de Ámbar, que regalara Federico Guillermo I de Prusia al Zar Pedro I el Grande. Esta cámara, que fue considerada la Octava Maravilla del Mundo, estaba ubicada en una de las residencias de los zares en San Petersburgo, y fue robada por los nazis en 1941. Hoy se desconoce su paradero, y aunque han aparecido varios mosaicos y fragmentos, la magnífica obra de arte aún no ha aparecido. Da el salto y te cuento más cosas.

Tras recibir el regalo desde Prusia, Pedro I mandó instalarlo en Tsárskoye Seló o la Villa de los Zares, un conjunto residencial de la familia imperial rusa que había mandado construir su esposa, que luego sería Catalina I. En el siglo XVIII el ámbar era 12 veces más valioso que el oro, por lo que el regalo prusiano era realmente generoso.

Cámara de Ámbar
Aspecto de la Cámara de Ámbar original (fuente: Wikipedia)

La sala medía 120 metros cuadrados, y todas las paredes y muebles estaban hechos o recubiertos de fragmentos de ámbar formando ricos mosaicos. Contenía, además, varios espejos enmarcados en oro y cuatro mosaicos florentinos. Uno de estos mosaicos sería encontrado en Alemania en 1997 y devuelto a Rusia tres años después.

Pero volvamos a la historia de la Cámara de Ámbar. Había sido creada por el arquitecto Andreas Sluter para el padre de Federico Guillermo I de Prusia, pero no se llegó a terminar. Tras ser regalada a Rusia, Catalina II encarga a Bartolomeo Rastrelli que la acabe en su nueva ubicación, y es él quien la convierte en una de las mayores obras de arte de la época. La Cámara siempre fue un motivo de orgullo para el país, y fue cuidada y ampliada, incluso después de la Revolución.

En septiembre de 1941 los nazis invadieron la Unión Soviética, y se dedicaron al expolio artístico y cultural sin ningún tipo de pudor. La Cámara de Ámbar fue una de las víctimas de esa rapiña: los nazis sacaron de ella más de 6.000 kilogramos de ámbar, que se llevaron a Koenigsberg. Al acabar la guerra se perdió la pista a todas las piezas.

Algunos fragmentos, como ese mosaico devuelto encontrado en Alemania, sí se han recuperado, pero no existe ninguna pista sobre la ubicación del resto de las piezas de la Cámara. La versión más extendida es que se destruyó en un incendio en el castillo donde estaba guardada, pero aún hay quien se dedica a buscarla o afirma haberla encontrado.

En 2003, para conmemorar el tricentésimo aniversario de la fundación de San Petersburgo, se inauguró una réplica de la Cámara en su ubicación original, financiada por la aportación particular de varias empresas alemanas.

Actualización 2015

Leo en este artículo de ABC que un investigador alemán jubilado afirma haber descubierto el paradero de la obra original: la ciudad de Wuppertal. ¿Por qué esa ciudad en concreto? Por lo visto es la ciudad natal de Erich Koch, gobernador de varios territorios ocupados por Alemania durante la guerra, a quien los historiadores señalan como la persona que se encargó del traslado de la cámara una vez fuera arrancada del palacio en el que estaba ubicada. ¿Será cierto?

Si quieres conocer más sobre la Cámara y su historia, no dudes en ver este documental rodado en la actual restauración y con interesantes testimonios. Y si el post te ha gustado, no dudes en usar los botones sociales para compartirlo. ¡Muchas gracias!

Comments are closed.