Arte transparente en el Museo del Prado

El mismo día que visité la exposición de Madrazo en el Museo del Prado, tuve tiempo para entrar en la sala que ahora acoge Arte transparente, la talla del cristal en el Renacimiento milanés, que se puede visitar hasta el próximo 10 de enero de 2016 y que recomiendo encarecidamente.

Arte transparente en el Museo del Prado: muy recomendable.
Arte transparente en el Museo del Prado: muy recomendable.

Como ya comenté antes, se trata de una pequeña exposición en tamaño que ocupa una sala del edificio de los Jerónimos, pero que, en cambio, ejerce una labor didáctica gigantesca sobre un importante capítulo de la Historia del Arte que hoy puede considerarse casi desconocido. Personalmente, yo ya conocía el Tesoro del Delfín que alberga el Museo del Prado y de donde proceden la mayoría de las obras, a las que se suman importantes préstamos franceses e italianos.

Pero en esta exposición, aparte de en las obras, el verdadero valor está en el aprendizaje que ofrece. ¿Sabías que en el Renacimiento estos cristales tallados eran más caros que las grandes obras artísticas de su época? ¿O que en Milán existían verdaderas dinastías de artesanos del vidrio que exportaban sus carísimos productos a las cortes europeas? Viena, París, Mantua, Madrid, Florencia…

Se trata del tallado del cristal de roca, al que se añadían ricos adornos con esmaltes, perlas o piedras preciosas que incrementaban aún más su valor. Los más codiciados eran los que provenían de los talleres de los Miseroni (seis generaciones dedicadas al negocio) y los Sarachi.

Os dejo con este vídeo explicativo de la exposición y del contexto de las obras a cargo de Letizia Arbeteta, comisaria de la exposición, y también autora del catálogo del Tesoro del Delfín que publicó el museo en 2001.