Al Salón de Reinos Vendrás

Puerta exterior
Puerta exterior: la rica decoración caracteriza al Salón de Reinos

El Parque del Retiro de Madrid fue en un primer momento una finca de recreo de los monarcas españoles, y su superficie duplicaba el tamaño del actual recinto, llegando hasta el Paseo del Prado. En este espacio que hoy forma parte de la ciudad, en su momento estaba erigido el Palacio del Buen Retiro, un completo complejo palaciego rodeado de grandes jardines para el disfrute de los Reyes y toda su Corte, aunque hoy apenas queden restos, siendo el Salón de Reinos el más grande de ellos. Si quieres leer algo sobre la historia de este lugar, y sólo tienes que dar el salto.

Un poco de historia

Vista general
Vista general del antiguo palacio del Buen Retiro

El Conde Duque de Olivares, valido de Felipe IV, era el propietario de la finca, y para agradar el Rey la transformó en una finca de recreo edificando varias construcciones lúdicas. No era una construcción planificada, sino que los edificios surgían de manera espontánea según los caprichos reales.

En apenas 7 años, el Palacio del Buen Retiro acabó siendo un complejo de 20 edificaciones con dos grandes plazas para espectáculos, y era usado como residencia veraniega del monarca. Dada la premura de su construcción, los materiales y la calidad no fue buena, lo que pasaría factura en el futuro de la construcción.

Exterior
Exterior del Salón de Reinos

Pronto se dotó al palacio de una interesante colección de pinturas y de arte, que hoy se conserva en el Museo del Prado, entre las que se contaba Las Lanzas, de Velázquez, que adornaba el Salón de Reinos.

Planta Baja
Planta Baja del Salón. La pobreza de materiales queda en evidencia.
Atlante
Atlante en la planta baja del salón.

El Palacio fue usado como cuartel francés durante la Guerra de Independencia, causando en él grandes daños. Cuando Isabel II intentó acometer la restauración, a la vista de los pobres materiales, se decidió demoler la mayor parte del conjunto. ¿Qué se conserva hoy? Los jardines, aunque el actual parque tenga poco que ver con el trazado original. Y varias construcciones de pequeña envergadura en el parque, aunque los principales restos son el Salón de Baile (hoy Casón del Buen Retiro) y el Salón de Reinos, que albergó el Museo del Ejército hasta 2009.

El Salón de Reinos

Este edificio era la principal estancia del palacio. Consta de dos plantas, unidas por una escalera noble, y las principales estancias están en la planta superior.

Escalera noble
Escalera noble

En un primer momento se concibió como un palco para ver las representaciones en el patio, pero pronto acabó siendo una especie de Salón del Trono. En sus techos estaban pintados los escudos de todos los reinos que conformaban la Corona Española en tiempos de Felipe IV, y las paredes contaban con cuadros como el ya mencionado de Las Lanzas y obras de otros autores destacados de la época, como Zurbarán.

Salón de Reinos
Salón de Reinos durante la exposición DOMUSAE

Desde el Salón del Trono se accede al Salón Morisco, una pequeña estancia decorada al gusto árabe, siguiendo el modelo de la Alhambra de Granada, y que se abría al exterior en forma de balcón.

Salón Morisco
Salón Morisco, detalle
Salón Morisco
Salón Morisco: detalle y balcón

El estado general de conservación del edificio es bastante malo, con una serie de desafortunadas restauraciones que se convirtieron en malos parches. En un futuro próximo, está planeado que, como el Casón, este edificio pase a formar parte de las instalaciones del Museo del Prado.

Salón de Reinos
Salón de Reinos, pinturas representativas en los techos

¿Conoces el Salón de Reinos? ¿Has estado? Si el Post te ha interesado, no dudes en compartirlo. ¡Muchas gracias!