Al Museo Lázaro Galdiano vendrás

Los grandes museos de Madrid se encuentran apiñados en torno al Paseo del Prado, lo que últimamente se hace llamar pomposamente «Paseo del Arte» (y digo pomposamente porque me parece una denominación muy cursi) pero conviven con pequeños museos que, despojados de una gran infraestructura, poseen todas las ganas e ilusión por la difusión de un rico patrimonio artístico y museístico. Menciono algunos ejemplos: Museo del Romanticismo, Museo Cerralbo, Museo Sorolla y, cómo no, el Museo Lázaro Galdiano.

San Francisco en éxtasis, de El Greco, en la colección del Museo Lázaro Galdiano.
San Francisco en éxtasis, de El Greco, en la colección del Museo Lázaro Galdiano.

La primera vez que visité el Museo Lázaro Galdiano aún cursaba el Máster de Radio de Radio Nacional y la Complutense de Madrid. Parte de la acción formativa eran prácticas radiofónicas que, como no podía ser de otra manera, yo realicé en el Área de Cultura de los Informativos y en El Ojo Crítico. Corría el año 2004, y en la redacción me dieron la orden de cubrir la reapertura del museo, que había estado cerrado durante varios años por reformas.

La sede del museo, en la calle Serrano de Madrid, es el Palacio de Parque Florido, así llamado en honor a Paula Florido, esposa de don Lázaro Galdiano. Pero ¿quién era este señor y por qué tiene un museo? Por resumir su biografía, diré que se trataba de uno de los editores más prestigiosos de su tiempo, y que atesoró una importantísima colección de arte (más de 12.000 piezas) con obras muy dispares, puesto que el único criterio en la compra de obras de arte era que éstas resultaran agradables y bellas para el matrimonio.

Desde aquella primera vez que acudí al Lázaro Galdiano se han sucedido varias visitas más, y siempre es un verdadero placer pasear por su hermoso jardín, o descubrir su magnífico salón de baile, puesto que el palacio construye su discurso como una casa museo. Las obras expuestas están a la altura de un entorno tan regio: Goya,  El Bosco, Lucas Cranach el Viejo, El Greco, Murillo, Zurbarán y Luis Paret, Constable, Reynolds, Romney,… En la Wikipedia puedes leer más sobre su colección.

La vida dentro del museo

Se trata de uno de los pequeños museos de Madrid que trabajan día a día con mucha ilusión para dar a conocer su rico patrimonio, y para ello tienen unas interesantes cuentas en redes sociales. Una de sus últimas iniciativas es la grabación de un vídeo protagonizado por el personal del museo mostrando cómo es la vida entre sus paredes y cómo se prepara para la recepción de los visitantes.

¿Conoces este museo? ¿Qué opinas de los museos pequeños? ¿Te ha parecido interesante el vídeo? ¡El museo te está esperando para darte la bienvenida!