A Villa Magdalena Vendrás

Villa Magdalena
Villa Magdalena, entrada principal

Villa Magdalena será posiblemente el mausoleo político y económico de Gabino de Lorenzo, alcalde de Oviedo, pero a día de hoy es uno de los pocos palacetes burgueses que se conservan en el centro de la capital asturiana. En sus proximidades está la Fundación Gustavo Bueno, que ocupa el que fuera Sanatorio Miñor, otro ejemplo de arquitectura burguesa.

Villa Magdalena fue construido como Villa Rosita en 1902 por el que por aquel entonces era arquitecto municipal, Juan Miguel de la Guardia (1849-1910), quien le dió un aspecto afrancesado y ecléctico. En un primer momento se construyó para la familia Campomanes, dueños de una importante tienda de ultramarinos en la calle Uría de Oviedo. Fue cambiando de manos hasta acabar en la familia Figaredo, de cuya última moradora, María Magdalena Argüelles Álvarez-Campa, toma la finca su nombre actual.

Es el ejemplo de cómo una élite económica y cultural quería hacer de sus casas ostentación de poder, destacando aquí el equilibrio y la mesura de todas sus partes, muy dadas al exceso, por ejemplo, en los palacetes erigidos por los indianos. Entre esos elementos destaca la doble estalera de acceso, la rica galería de la planta baja y la torre posterior del edificio.

Villa Magdalena, fachada principal
Villa Magdalena, fachada principal

En los años cuarenta hubo una primera intervención a cargo de los arquitectos Francisco y Federico Somolinos, pero el edificio llegaría a los años 80 en estado de abandono con los grandes jardines en estado totalmente silvestre. Ya desde 1980 se quería abrir este palacio al público oventense, y finalmente será expropiado por algo más de 500 millones de pesetas pese a estar tasado en más de 1.300. Toda esta expropiación está en juzgados y pendiente de resolución, con un posible trueque de suelos públicos para hacer un párking público en otra área de la ciudad.

Finalmente, y tras una nueva restauración, el palacete de Villa Magdanela fue abierto en 1999 como biblioteca pública con sus jardines para disfrute de los ovetenses. Entre 2004 y 2006 fue cedido a la Fundación Príncipe de Asturias para la celebración de su XXV aniversario.

Sobre la expropiación y sus costes políticos se puede acceder a la wikipedia y a vivirasturias, que además tiene una buena descripción del lugar. Sólo un apunte más. Actualmente está en todos los medios de comunicación la crisis del PP asturiano. Dicen las malas lenguas que Gabino de Lorenzo, alcalde de Oviedo, no quería la candidatura de Francisco Álvarez-Cascos debido a que éste no le prometió ayuda para financiar y solucionar esa expropiación. Sea como fuera, los ovetenses aún no sabremos a qué ateternos ni cuánto nos costará finalmente pagar este espacio público.

Detalle de la escalera
Detalle de la escalera, león.
galería de villa Magdalena
galería de villa Magdalena