A la Cripta de la Almudena Vendrás

La Catedral de Santa María de La Almudena se ha ganado a pulso ser considerada como la catedral más fea de España, ya sea por lo frío e impersonal de su arquitectura o por lo estrafalario de las pinturas de Kiko Argüello que las decoran desde la boda de los Príncipes de Asturias. Es, también, una de las catedrales de más reciente construcción, y antes de que fuera terminada, ejercía de catedral la hermosa iglesia de San Francisco el Grande, en las proximidades de la Almudena. Pero, pese a ser tan fea, guarda un pequeño secreto que deberías conocer: su cripta.

La catedral de la Almudena se ubica en la plaza de la Armería, junto a la calle Bailén, y salva el desnivel entre el Madrid de los Austrias y la cuenca del río Manzanares. Para compensar esa diferencia en el terreno, Francisco de Cubas y González-Montes, el marqués de Cubas, ideo una cripta de cruz latina que serviría también para sustentar el proyecto que había desarrollado para la futura catedral.

Cripta de la Catedral de la Almudena
Cripta de la Catedral de la Almudena

Ese proyecto, en consonancia con otras iglesias que se estaban construyendo en Madrid, resumía el estilo historicista imperante en la época recogiendo lo mejor del pasado, pero finalmente no se llegó a construir de manera íntegra, pero sí se edificó la cripta, que es la que actualmente se conserva y a la que se accede a través de la Cuesta de la Vega. En ese proyecto, que puedes ver aquí, la iglesia era neogótica, pero la cripta sería neorrománica, en lugar de la neoclásica que finalmente se construyó porque, tras la muerte del marqués de Cubas se hicieron cargo de las obras otros arquitectos.

La cripta es, sinceramente, lo que más me gusta de la catedral, y por eso le dedico un post en solitario y no a toda la construcción. Su bosque de 558 columnas, cuyos capiteles están todos tallados y no repiten decoración, hace viajar la imaginación. De esas columnas, las que están junto al altar están talladas en un único bloque de piedra. Tiene planta de cruz latina de cinco naves con variados enterramientos, y da mayor sensación de estar en una iglesia que el nivel superior.

Está construida con materiales nobles y sorprende que, para ser cripta, sea “tan iglesia” y esté tan acabada, pero esto es así porque estaba destinada a ser la sepultura de María de las Mercedes, esposa de Alfonso XII que no pudo ser enterrada en El Escorial por no haber sido madre de rey. Y precisamente es por eso por lo que hay tantas sepulturas en esta cripta, para reposar por toda la eternidad con tan ilustre vecina.

¿La has visitado? ¿Qué es lo que más te sorprende? ¿Qué opinas de que la entrada se realice por el ábside?